Write me: laura@mientrasturespirabas.com
Y ahora…¿Qué hago yo?

Y ahora…¿Qué hago yo?

Qué manía le ha entrado a la gente de mí alrededor con jubilarse oye: el pediatra, el profe de gimnasia de mis hij@s que también fue el mío, más conocido por Iñakiiiiiiiiiiiii, mi Julita que ahí anda pensándolo……..

Aunque no me extraña, eh?.Es comprensible, viendo cómo se está poniendo el tema…..

Habrá que aprovechar que lo mismo dentro de poco la jubilación acaba siendo una leyenda urbana jjjjjjj!!!!

La cosa es que por una parte me alegro mucho por ellos, se lo han currao a tope así que ahora  les toca descansar…….

¿Descansar? No hombre no, qué manía con descansar, que uno no tiene que esperar a jubilarse  para descansar, que para eso ya está algún ratín del día, o en todo caso la noche, sino surge un plan mejor, claro.

Así que de descansar, nada de nada!!

Como mucho, vivir con un poco menos de responsabilidad. Ser un poco más “irresponsables”. Hacer más lo que les dé la gana.

Aunque  no sé yo eh? No sé por qué me da que eso de hacer lo que queramos no es más que una mentirijilla que nos dicen cuando somos pequeños para que nos creamos que lo de hacerse mayor mola.

Pero, por otra…..Ay!!!! Por otra parte me da una rabia que la gente se jubile!! Y no, no seáis mal pensados, no es por envidia. No tiene nada que ver con eso.

Me da rabia porque hay casos en los que te quedas pensando…..y ahora….¿Qué hago yo?

Así es, es muy frecuente oír aquello de que no hay nadie imprescindible. Que las personas se marchan y que aunque al principio parece que se va a acabar el mundo, al final todo continúa sin ningún problema.

Esa es una de las frases que forman parte de mi repertorio de frases odiosas. ¿Cómo que no hay nadie imprescindible?.

Decir esto, a mí me parece que es una verdadera burrada. Quiero pensar que en su día se trató de una errata ortográfica. Que el “IM-“ se coló, y que hoy en día seguimos arrastrando ese error.

O sea, que somos capaces de inventar temporada tras temporada “imprescindibles” en nuestro armario, haciendo que unos determinados pantalones o camisetas lo sean y sin embargo nosotros seamos de usar y tirar? Somos la repera!!

Nadie es Prescindible. Esta debería ser la forma correcta.

Y cuando dejamos una relación de tipo que sea: laboral,  de colaboración, sentimental…….el hecho de que al final todo acabe funcionando, no significa que no seamos importantes, imprescindibles.

Porque claro que las cosas continúan, pero nunca lo hacen igual.

Siempre faltará la esencia de la persona que se ha ido, de lo que ella aportaba.

Encima hay personas con esencias tan especiales, que aportan tanto, que llenan tanto!!

Para estas personas no me digáis que no tengo razón: “lo de jubilarse, debería estar totalmente prohibido”.

Los que cuando hacen su trabajo, realmente no trabajan, hacen “magia”.

Los que con su forma tan especial de hacer, dignifican la profesión que ejercen haciéndola importante, sea cuál sea.

Los que mientras se dedican a lo suyo,  hacen que tú estés más tranquila con lo tuyo sabiendo que ellos están ahí para cuando tú los necesites.  

Cómo se va a jubilar esa gente!! No puede ser!

Habrá que hacer algo, no?  Intentar convencerles para que no lo hagan. Y si  no hay remedio, por favor que los detengan, que no se vayan, que no se jubilen. Que si la fuga de capital es un delito, la fuga del arte que tiene esta gente………algo tiene que ser, no? Al menos una falta….. y muy grave!!

Hay que detenerles y tan sólo dejarles libres de hacerlo si realmente declaran que lo hacen porque quieren, porque lo necesitan.

No sé si los 61, los 65 es la edad correcta para jubilarse,(qué manía tenemos con poner edades para todo)…….. Pero digo yo,  que para hacer lo que uno quiera sí, no?

Eso sí, libres pero bajo fianza.

La fianza de haber depositado algo, de haber dejado parte de su esencia, para asegurar que el que venga detrás se contagie de ella, y la magia continúe. Así sí que se podría hablar de un contrato de relevo, verdad?

 

Inspirado en Luis, Iñaki, Julia….y demás personas especiales que nos rodean  y que me encantaría que no se jubilaran nunca.

 

P.D. Y no, no me subvenciona ningún partido político ejejeje.

Laura…el desempate

    

1 Comment

  • Iñigo Posted 20 julio, 2018 11:30 am

    Una vez más de acuerdo con tu reflexión. Me gusta cómo desmontas frases hechas que nos las hemos creído y no son ciertas y encima se lo he puesto para que lo escuche mi padre que se ha jubilado hace tres meses y se ha emocionado mucho. Muchas gracias de parte de los dos Desempate.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.