Write me: laura@mientrasturespirabas.com
Queridos Maná…

Cómo me gusta la versión que habéis hecho nueva junto a Nicky Jam de la canción “de los pies a la cabeza” le da un sonido genial con ese toque reggae moderno…..Me recuerda a los años que pasé detrás de la barra del bar para poder ganar dinerillo mientras terminaba los estudios. Qué años aquellos, cuando uno iba al trabajo a divertirse, con la música siempre de fondo.

Trabajar con música es una gran ventaja…..Ahora ese tema lo tengo un poco chungo, salvo en el camino que me la pongo a tope, en cuanto llego a la mesa, se acabó el baile. Aunque, algún viernes ya le ganamos el pulso al “silencio administrativo” y durante unos minutillos hacemos que se cuele ACDC para recibir el finde como se merece!!

Eso sí, os tengo que confesar que al principio la letra me sonaba diferente, hasta el punto de que pensé que la habíais cambiado.

Hasta que me di cuenta que no, que la letra no había cambiado, que la que había cambiado era yo. Y es que ahora, aunque el que me adoren y que me besen de los pies a la cabeza (en mi caso es mejor empezar de los tobillos para arriba porque tengo unas cosquillas en los pies que me muerooooo) me sigue pareciendo un verdadero planazo, resulta que no me conformo con eso.

Soy como aquella niña del anuncio de seguros que decía aquello de “todo, todo, todo”. Y aparte de lo que dice vuestra canción, incluido lo de la playa jjjjjj, también:

quiero mondarme de risa….

quiero que me hagan reír….

quiero que me acompañen  en las batallas en las que acostumbro a meterme para que tener la razón sirva de algo….

quiero que se remanguen y se impliquen para que la palabra “conciliación” deje de ser eso, tan solo una palabra…..

quiero que me achuchen cuando llegue a casa con los ojos chiribitas después de un mal día…….

pero sobre todo quiero valor, el necesario, para no avergonzarse de sacar las emociones siempre que haga falta, a pesar de que haya malas lenguas que te pueden mirar raro, raro raro, pensando que estás flipa…..

porque todo eso junto, es el mejor antídoto para evitar tener un corazón espinado. Y tú? Qué pides tú?. Dicho esto, ahora lo que toca es seguir bailando con el gua-yo-yo-yooo. Muchas gracias Maná!!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.