Write me: laura@mientrasturespirabas.com
p̶i̶e̶n̶s̶o̶ vibro, luego existo

 

Ya lo seeee……así no es. Pero no dicen que hay que innovar? Pues ya
está, innovemos, cambiemos aquello que nos han dicho hasta ahora y
nos hemos creído a pies juntillas.
Porque lo de pensar es fundamental, claro que sí. Pero, aunque
necesario, eso de pensar, no es lo que demuestra que existimos, ya ya.
Hay algo que se produce mucho antes y mucho más importante: VIBRAR.
Fíjate que hasta la RAE se ha dado cuenta y lo ha definido, además de
con su significado más técnico, con el significado siguiente:
emocionarse, conmoverse ante algo.
Porque con el pensamiento podemos entender, razonar, poner en orden
la cabecita, pero ojo cuidadín!! ….también justificamos, nos volvemos
majaretas y……hasta mentimos y engañamos incluso a nosotros
mismos, pero las sensaciones y las emociones que nos hacen vibrar, no.
Es lo más real con lo que contamos.
Otra cosa que también llevamos de serie es la capacidad de
comunicarnos. Pues sí, es genial, charlar, contar y escribir… ni te
cuento!!
Pero aunque se trata de una capacidad apasionante, también hay que
reconocer que hacemos de las nuestras y a veces mentimos más que
hablamos….Algunos incluso hacen de la mentira hasta una profesión!!
Pero la emoción no, la emoción no miente.
Y además de ser de lo más sincero, contamos con algo universal. Las
emociones son iguales en todo el mundo entero. La emoción no entiende
de idiomas, ni de capacidades, ni de edades. Cuando el cuerpo habla, no
hacen falta palabras.

El otro día con ocasión de los Carnavales pensamos que era buena idea disfrazarnos
de mimos toda la familia. Bueno, venga, me habéis pillado,
era una especie de truquillo para intentar mantener un poco de silencio,
aunque sólo fuera por un rato. He dicho rato? Creo que no llegó ni a
media hora lo que tardaron en ponerse los trajes de superhéroes y
romper el silencio. Pero fue fantástico, darse cuenta de todo lo que
puedes llegar a expresar con los ojos, con las manos…..con los gestos.
Es curioso, pero a pesar de verles la cara todos los días, por ese
momento les vi distintos, fui capaz de ver la verdadera expresión de las
caritas que me rodeaban.

 

No sé si fueron sus ojos que contaban cosas diferentes, los efectos secundarios de la pintura de los chinos 🙂 , o era yo que como no podía ni hablar, ni refunfuñar, tenía más tiempo para mirarles.

Es una pena que en la vida que llamamos “normal” (jejejeje, qué
paradoja) no tengamos tiempo de prestar atención al cuerpo, no al que se
refleja en el espejo, a ese ya le prestamos demasiada, sino al que
sentimos y utilizarlo como forma de expresión.
Y es que podremos aprender un montón de idiomas y hacer que los
aprendan la chavalería que nos rodea, volviéndonos bilingües,
trilingües…….pero unos anacletos en el mejor idioma universal, en el de
la emoción. La emoción es lo que realmente conecta el mundo entero, y
sin embargo sigue siendo nuestra asignatura pendiente.
Gracias a los mimos, por expresar tanto sin decir nada y al resto de
personas que se dedican a las Artes Escénicas utilizando su cuerpo para
conmover el nuestro. En especial a Teatro Paraíso. Se puede tener un
nombre más bonito para una compañía de teatro?
Canción “What a feeling”
(Irene Cara Flashdance)
Laura, el desempate 🙂

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *