Write me: laura@mientrasturespirabas.com

Hace días en el colegio de los peques asistí a una charla sobre inteligencia emocional. Me gustó por varias razones, la primera, porque por fin el ser “moñas” tiene un nombre más “profesional”.

También porque al ver tanta gente interesada, pensé que no sólo los virus, sino que afortunadamente las cosas buenas también se contagian, pero sobre todo me encantó porque ya va siendo hora de darle a los sentimientos y emociones el lugar que se merecen.

Hay mucha gente que se pregunta y eso ¿de qué va? Pues creo que con la siguientes frase con la que empezó la charla se puede decir todo “De nada sirve adelantar en conocimiento si el corazón se queda atrás” Tomaaaaaaaa” Qué pena no tener el emoticono de la bailaora flamenca pa poner aquí unos cuantos…..!!!

Yo la verdad es que lo tengo claro, ojalá mis peques tengan la suerte que he tenido yo (por llamarle de una forma romántica a tantos años de esfuerzo) de dedicarse a lo que realmente les guste, pero lo que de verdad quiero para ell@s es que se permitan sentir!!!

Que sepan ponerle nombre a aquello que sientan, y que sepan canalizarlo bien porque eso sí que les va a hacer realmente felices y no la categoría profesional en la que acaben trabajando. Por desgracia el mundo está lleno de “patosos emocionales”, muchos de ellos, con grandes curriculums. Una canción de Ketama para terminar con musiquita….”No estamos locos, que sabemos lo que queremos”

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.