Write me: laura@mientrasturespirabas.com
Como pudiste…

…perder la vista hasta el punto de no ver las caritas de admiración con las que te mirábamos.

…perder el tacto hasta olvidar las huellas de nuestros abrazos en tu piel.

…perder el oído impidiéndote la sordera percibir nuestras vocecillas, carcajadas, llantos….

…perder el olfato, dejando de oler a lo que huelen las casas llenas de niñ@s, a hogar.

…perder el gusto para poder distinguir lo salao y lo dulce de la buena compañía, con la amargura y lo insipido de la soledad que te da la gente de paso.

…perder el mejor papel de tu vida, el de ser padre. Papel que algunos confunden como si de actor secundario se tratara, cuando es tan principal como el de madre.

Puedo entender que perdieras la cabeza. A veces las historias se acaban. No sabemos lo que puede cambiar nuestras vidas, puede pasar. Pero perder los sentidos? No hombre no!!Eso no.

Sabes? Casi consigues que los nuestros se fueran con los tuyos a la porra, pero no, no lo permitimos.

No te voy a engañar, no fue nada fácil , por un tiempo se empañaron y se tiñeron con la rabia, el dolor y la impotencia, muy malos compañeros de viaje.

Pero gracias al sexto sentido, el de las ganas, siguen aquí con fuerza y con ilusión de celebrar un día tan especial como el día del padre. El de los padres que aunque a veces no sepan donde tienen la cabeza por el trajín que supone la paternidad, aún así le ponen los cinco sentidos. Así pues felicidades a los papis que decidieron ser protagonistas!!!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.