Write me: laura@mientrasturespirabas.com
Amaching

 

No soy mucho de seguir modas, pero por esta vez….

Parece que se llevan un montón los términos en inglés para
definir casi todo, así que yo me he inventado este. Tan sólo el
término, porque en realidad lo que quiero expresar con él, lleva sucediendo hace mucho. No es nada nuevo.

Como tampoco son nuevos esos montones de términos que se
usan a nivel empresarial, que para pronunciarlos bien te tienes
que meter unos cuantos chicles en la boca; coaching,
mentorig, empowerment.…..Todos ellos encaminados a
conseguir prosperidad empresarial haciendo hincapié en el
potencial de las personas que forman cada equipo de trabajo.
Y lo hacen, como si hubieran descubierto América. Ajajaja! Qué ilusos!!

Pues no, lo siento señores míos por desilusionaros pero eso ya
se viene haciendo hace tiempo en el interior de cada hogar. No
se le pone nombre porque no hace falta. No hace falta darse
“importancia”, porque al igual que sucede en otras ocasiones,
a veces las mejores vivencias son aquellas que no se pueden expresar con palabras.

Y así es, la de ser madre, amatxo, es una de ellas. Y aunque
aquí habría para escribir largo y tendido sobre lo que implica
ser madre, me gustaría tan sólo centrarme en un cachitin. En
ese que se dedica a sacar el potencial de las personas que
forman ese gran equipo que es la “familia”: El “amatxing”.
Es curioso porque cuando nos quedamos embarazadas nos
preocupa, además de cómo será el parto, si comerán bien,
cómo dormirán, los mocos, la ropa, la guarde….
A toro pasao, he de decir que eso está chupao. Que lo
complicao viene justo después, cuando los mocos ya se los
quitan solos, pero todavía no son capaces de quitarse los
miedos, ni la vergüenza, ni la desilusión ….

Cuando el valor sigue temblando cada vez que siente que tiene
que salir a escena. Cuando a pesar de haber dejado de creer
en los Reyes Magos, les falta mucho tiempo para creer en ellos
mismos. Cuando a pesar de ser más grandes, su equilibrio da
más tumbos que cuando empezaron a caminar….
Y ahí es cuando entra la amatxo, la coach para los ejecutivos,
desplegando todo su arsenal en conocimientos de crecimiento
personal sin haberse “cascado” ningún cursillo ni ningún
congreso para ello. Y lo hace, a diferencia de las
multinacionales, no porque quiera sacar un beneficio para ella….que vá ¡!

Lo hace porque ella lo sabe, no tiene ninguna duda de lo que
hay ahí, ahí dentro. Dentro de cada una de las personas que
forman su equipo y no quiere bajo ningún concepto que ese
tesoro no salga, que se quede escondido, sólo porque a veces de miedo mostrarlo.

Y da igual, si para ello, tiene que enfrentarse a medio mundo, a
veces incluso con los mismos miembros de su equipo, una no
sabe de cuánto valor dispone, hasta que es madre.
Para mí que al igual que existe un ratón que se lleva los dientes
y a cambio deja una sorpresa, existe una duendecilla que cada
noche se cuela por la ventana y recarga los depósitos de
cariño, valor, paciencia….. de las mamis llevándose a cambio

los del cansancio, preocupaciones, lágrimas.
Haciendo que cada día la energía vuelva para regalar las
veces que haga falta la frase mágica de “Venga cariño que tú puedes”.

Además lo mejor del “amatxing” es que para ello, no hace falta
ningún atuendo especial, ni pompones como llevan las
animadoras profesionales, ni trajes de chaqueta con gemelos a juego como los altos ejecutivos. A qué sí!!

Yo lo he probado hasta con pijama, zapatillas de casa, pelos
de leona y ojeras hasta el suelo……y oye, funciona!!

Tan sólo hace falta un ingrediente principal, que como su nombre indica, es el amor a punta pala.
Así pues, practiquemos el “amatxing”.

Porque que duerman sus ocho horas, que salgan a la calle
reguapos, buscarles una buen cole e incluso empeñarnos en
que coman Brocolí porque su aporte en vitamina C es
tremendo ….sea fundamental, no olvidemos de darles otras vitaminas C.

La de Creer en ellos mismos, en su Capacidad, Confianza, eso
será lo que les llene de seguridad y lo que les permitirá
Caminar…. queriéndose un poquito más.

Dedicado a todas las amatxus, en especial a la mía y cómo no a
mis tres terremotos que me dieron el título del que más orgullosa me siento.

Laura…el desempate

 

3 Comments

  • Maria Posted 8 mayo, 2018 11:47 am

    Como siempre precioso y muy real. Sigue escribiendo merece la pena.

  • Laura…el desempate Posted 9 mayo, 2018 8:45 am

    A veces, pensando que igual no me lee ni el tato, se me pasa por la cabeza volver a publicar como antes, en la puerta del frigo de casa…jjjjjj. Pero al final siempre gana el pensamiento que tan solo con que haya al menos una persona que al leer o escucharme se emocione……habrá merecido la pena!!

    Hay ocasiones en que el valor para continuar haciendo el “amatxing” se tiene que multiplicar por dos, y a mí me consta que lo has cuadruplicado!!
    Gracias pitu!!

  • Marru Posted 27 mayo, 2018 8:14 am

    Muy bonito Laura…que bien lo haces me encanta leer tus publicaciones y admito que algunas de ellas me han hecho soltar alguna lagrima..precioso.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.